Señales que indican que es momento de pensar en tu retiro laboral

Decidir cuándo retirarse no siempre es fácil. Muchas personas simplemente basan la decisión en su fecha de nacimiento, pero también hay una gran cantidad de otros factores que también deberían influir en su forma de pensar. Aquí hay siete cosas clave a considerar:

  1. Tu cuenta bancaria: cuando te jubiles, tu cartera se hará cargo del trabajo que el departamento de nómina manejó mientras estaba trabajando. Si tienes que recortarte un sueldo cada mes, tiene sentido asegurarse de que tu cuenta bancaria esté a la altura de la tarea. Una regla empírica común establece una tasa de extracción sostenible de alrededor del cuatro por ciento.  Si todavía no has llegado, podría ser útil trabajar un poco más (o trabajar a tiempo parcial), ahorrar más o hacer recortes en su presupuesto anticipado de jubilación.
  2. Tu lista de deseos: Antes de jubilarse, debes saber la respuesta a tres preguntas clave: ¿Qué quiero hacer? ¿Dónde quiero hacerlo? ¿Con quién quiero hacerlo? Conocer las respuestas a esas preguntas te ayudarán a darte un propósito y un plan sobre cómo gastar tu tiempo. Si tu razón clave para retirarse es escapar de tu trabajo, no aprietes el gatillo por el momento. Espera hasta que tengas un plan establecido.
  3. Tu salud: si tienes una salud excelente y tienes longevidad en tu familia, trabajar un poco más puede no afectar de manera significativa tus planes. No es así, retrasar la jubilación podría significar que tus posibilidades de hacer ciertas cosas se vayan para siempre. LA jubilación por enfermedad también es posible por lo que te invitamos a que leas acerca de ello: Más información de la Jubilación por Enfermedad
  4. Los mercados: los rendimientos de las inversiones durante la primera década de retiro son extremadamente importantes. Nadie tiene una bola de cristal, pero si la economía parece preparada para una recesión, es posible que desees retrasar la jubilación (y los retiros) hasta que las cosas se recuperen. Lo mismo es cierto si tu cartera tiene pérdidas significativas en los años previos a la jubilación.
  5. Beneficios de atención médica: Estudios recientes estiman que una pareja de 65 años que se jubila hoy necesitará mucho dinero para cubrir los costos de atención médica durante la jubilación.  Tener un plan para cubrir esos costos, ya sea por ahorros, seguro privado o una política complementaria  es una consideración importante a la hora de decidir cuándo jubilarse.
  6. Beneficios del Seguro Social: jubilarse a los 62 significaría una reducción permanente de casi el 30 por ciento de sus beneficios del Seguro Social en comparación con lo que serían si esperara hasta su plena edad de jubilación. Igual que jubilarse temprano reduce los beneficios, jubilarse más tarde los aumenta.
  7. Tu cónyuge: te sorprenderías de la cantidad de parejas que se ven sorprendidas por las diferencias sobre los sueños, planes y expectativas de jubilación. Uno quiere seguir trabajando, mientras que el otro está listo para hacerlo. Uno quiere mudarse a la playa y el otro quiere estar cerca de los niños. ¿Estás en la misma página con tu cónyuge cuando se trata de la jubilación? Planifica para que haya una solución adecuada.

Como puedes ver, decidir cuándo retirarse es una decisión compleja con muchas partes. Al darle el tiempo y la atención que merece, puede ayudarte a garantizar que tu jubilación comience con el pie derecho.