Consejos para que tu hijo que no tenga miedo al dentista

¿Tienes miedo de ir al dentista? Si bueno, sabemos que este es un sentimiento bastante común entre las personas. Creo que ninguno nos hemos salvado de sentir miedo por asistir a una consulta en nuestra Clinica Dental.

Pero por supuesto que queremos que nuestros hijos sean diferentes queremos que ellos vayan por la vida valientes y que vean en el dentista como un lugar a dónde no hay que temer al momento de ir.

la-primera-visita-de-los-ninos-al-dentista

Por ese motivo te quiero dejar unos consejos que puedes poner en práctica para que tu hijo no tenga miedo de ir al dentista, espero que los disfrutes.

Consejos para que tu hijo no tema al dentista:

– Elegir un buen profesional:  Por supuesto, si  ya tienes un dentista en la familia que también atiende a niños, es una buena idea dar seguimiento con él ya que tienen un vínculo personal que te puede hacer mucho más sencillo el proceso.  Si no es el caso, debes dar preferencia a un dentista pediátrico que tiene entrenamiento especial para tratar pequeños (por lo general el ritmo de la consulta es mucho más ligero. Además, la mayoría de las veces, las instalaciones de estos expertos tienen un ambiente divertido, donde tu hijo se sentirá mucho más seguro.

nic3b1os-y-dentista

– No influyas negativamente en tu hijo:  a menudo la familia no se da cuenta de cómo las frases sutiles pueden afectar negativamente a los más pequeños. De preferencia debemos eliminar las pláticas negativas en relación con el dentista, no menciones que tienes miedo a ellos delante de los niños recuerda que ellos siempre están escuchando todo, no importa lo pequeños que sean. Así que comentarios positivos, ¡siempre!

– Proporcionar opciones recreativas en el hogar:  mostrar vídeos, leer libros, contar historias todo esto hace que el niño entienda pronto la importancia de cuidar de su salud oral de una manera divertida. Explica a tu hijo por qué es esencial cepillarse los dientes, no comer demasiados dulces y siempre ir al dentista. Siempre busca una manera positiva que decirle esto y así eliminamos traumas.

odontopediatria_revision

– Respetar al dentista:  Deja que tu dentista haga su trabajo y respeta lo que él tiene que hacer en la boca de tu hijo. Si te pones en un plan nervioso, seguramente podrías contagiar esa ansiedad a tu hijo y también al dentista. Resuelve todas tus dudas antes de entrar a consulta y no te angusties si te pide que permanezcan en la sala de espera. Generalmente en estos casos, la puerta está abierta, pero los padres deben esperar afuera.

– Mantener el trabajo del dentista:  para evitar problemas tales como caries u otros problemas que pueden causar algunas molestias en los niños, debes de cuidar su salud bucal de forma continua. Esto incluye el cepillado de los dientes al menos tres veces al día después de las comidas, y no ofrecerle muchas golosinas (caramelos, goma de mascar, sin ningún valor nutricional).Tomando estas precauciones y recordando a los niños las directrices del dentista, tienes todo para mantener  la boca  de tus hijos siempre saludable.