Consejos para ser un hombre divertido, ¡pero no inmaduro!

Un hombre divertido siempre será el alma de una fiesta, el centro de atención y claro, tendrá muchas más personas que lo quieren acompañar e incluso chicas que estén locas por enamorarse de él.

Pero ¡esperen! hay que encontrar un punto de equilibrio para que un hombre divertido en verdad lo sea y no se convierta en la principal figura de ser inmaduro. Antes de comenzar vamos a hacer un pequeño test:

  1. ¿Tus publicaciones de Facebook son básicamente chistes que compartes de diferentes páginas?
  2. ¿Tienes o perteneces a un grupo de Whats en dónde se comparten – y te aprendes- chistes wasap, pero además los compartes con tus contactos?
  3. ¿Vas a las fiestas y claro que necesitas contar nuevamente todos los chistes que ya te has aprendido?
  4. ¿Amas que la gente se ría de tus ocurrencias?
  5. ¿Te gusta que la gente te pida que cuentes chistes porque saben que tú los conoces todos?

3

Si has contestado afirmativamente a 2 o más preguntas, entonces probablemente entras en la categoría de inmaduro.

En realidad, depende de muchos factores que pueden determinarlo porque hay gente muy inmadura pero que en verdad es super divertida.

Vamos a ver cada uno de los detalles:

1. Cantidad de chistes

Si eres de los que siempre hace chistes no es grave pero quizá puedas parecer inmaduro. Una persona que es capaz de alternar los momentos divertidos, ser serio y no siempre está contando todos los chistes que se sabe es mucho mejore.

2. Situaciones y horarios

Relacionada con la cantidad, también está la situación, porque hay situaciones y circunstancias dondle claramente podemos hacer bromas y donde no, es muy fácil de comprenderlos utilizando la intuición social. Nadie necesita un chiste o una broma durante una situación seria; de hacerlo podrías parecer inmaduro.

1

3. Modo de hacerlos

A veces no necesitas hacer muchos chistes y contarlos a toda hora porque en verdad no es necesario y mucho menos aventar una larga historia referente a ellos. Es importante la inteligencia y la creatividad al momento de hacerlos para no parecer siempre inmaduro. Si de verdad ves que nadie rie al momento de hacer tu broma, no lo vuelvas a hacer en una situación similar. Hay que aprender de los errores.

4. Las personas con las que te encuentras y con las que cuentas chistes

¿Te ha pasado que hay algunas personas que no comprenden tu ironía? Es probable que entonces te estas equivocando de ambiente y de personas para poder hacer tus chistes. Incluso nos hemos topado con personas que copian el estilo de otros y en lugar de parecer graciosos, se vuelven una mala copia, dan risa pero de lo malos que son y aparte parecen inmaduros.
2

No intentes hacer las cosas a la fuerza, el don de ser divertido se trae desde pequeño, si tú no has podido conseguirlo es porque seguramente tienes otros dones que hay que explotar, quizá dentro de tu seriedad existe ese plus que todos aman en ti.

Sé tu mismo y no trates de imitar a nadie porque ¡eres único así, como tú eres!