Vientre plano con dos yogures al día ¡te digo cómo!

A ver queridos amigos, este día traigo un super consejito  que les encantará ¡bajar tu vientre abultado comiendo un delicioso yogur!

Así es, déjame te digo que comer  yogurt un par de veces al día, es un buen hábito para la línea. El yogur es un alimento completo: contiene proteínas, carbohidratos y grasas en proporción equilibrada. Tiene un gran índice de saciedad, especialmente en la versión parcialmente desnatada, y sus proteínas ya están parcialmente predigeridas, un activador fabuloso del metabolismo.

Las grasas varían dependiendo del tipo de yogur: pero la verdad es que oscila de 3,9% hasta 1% en el yogur sin grasa. En cualquier caso, se absorbe fácilmente gracias al proceso de homogeneización que se somete durante la preparación de yogur. Yo te recomiendo que para obtener una mejor calidad en él y un mínimo de calorías, lo hagas en casa, resulta más práctico y económico; te dejo un enlace donde puedes comprar yogurtera a un precio excelente.

yogurt-casero-frutas

Combate el hambre entre las comidas y no provoca alergias

El yogur es una alternativa sabrosa para aquellos que tienen trastornos intestinales asociados con el consumo de leche, de hecho, en la fabricación de yogur a través de la fermentación, la lactosa se descompone en dos azúcares – glucosa y galactosa – que no causan los mismos efectos desagradables que pudiera tener la leche en su condición habitual. ES por eso que es sumamente recomendado comer yogur entre comidas mientras sea bajo en grasas.

 

Con verduras y frutas “crujientes” elimina el apetito

El yogur no cae pesado sobre el intestino (y además desinflama el estómago), ya que se digiere en aproximadamente una hora, en comparación con tres horas requiere la digestión de la leche. Además, también contiene vitaminas del grupo B,  ácido pantoténico y vitaminas valiosas valiosos para la elasticidad de los tejidos.

12304167425_aa5083b7ff_b

Dos yogur saciantes y adelgaza rápidamente.

 

Especialmente con el  yogurt natural hecho en casa podemos tener una base ideal para crear mini comidas bajas en calorías, que te permitan adelgazar de manera satisfactoria, purificar el cuerpo y tener una ingesta calórica inferior pero nutritiva.

Puedes hacerlo dos o tres veces por semana, reemplazando la comida del mediodía y poniendo en uno tarro grande de cristal yogur blanco hecho en casa con unas gotas de salsa de soja, perejil picado (antioxidante), una cucharadita de semillas de sésamo (anti estreñimiento) y 7 u 8 rábanos frescos en rodajas; el rábano tiene propiedades diuréticas y además limpia y estimula la actividad del hígado y además  mejora la digestión. Puedes comer además una rebanada de pan negro.

 

Con las fresas es antioxidante

Si prefieres una combinación dulce, mezcla los dos tarros de yogur con 100 g de fresas en rodajas y unas cucharadas de miel y mezcla bien.

Las fresas son algunos de los frutos de la primavera con menos calorías (sólo 37 calorías por libra) y da al  yogur textura,  cuerpo y  lo vuelve “crujiente” tanto que satisface el paladar y llena rápidamente. Contiene vitamina C (anti-inflamatorio), vitamina E y beta-caroteno (retener los tejidos firmes),magnesio y el potasio.